Cómo decorar la casa según el Método Montessori

13/05/2020

Compartir

Cómo decorar la casa según el Método Montessori

 

El Método Montessori, tanto en escuelas como en casa busca la autonomía de los niños.  Según Montessori ellos son los verdaderos protagonistas de todo.
Adaptar todo a su ritmo para facilitar que aprendan lo que pueden y quieren aprender. Así se estimulan sus ganas de saber y su autoestima.
Por otro lado, María Montessori decía que la etapa más importante va de los 0 a los 6 años. En ese momento es cuando un menor absorbe todo lo que hay en su entorno. Todo incluye lo bueno y lo malo.
Cuando estamos con nuestros hijos deseamos realizar muchas cosas en el menor tiempo posible.Un niño necesita que respetemos su ritmo, aunque comer o vestirse supongan media hora.
Con su Método, María Montessori dotaba de medios al menor según las inquietudes que este mostraba. Era como una forma de reforzar sus intereses. Así es más sencillo mantener la motivación en el pequeño.
Generalmente, nuestros hogares  no están preparados para que un niño pueda desnvolverse en ellos solo. Los interruptores están altos, muebles inaccesibles y zonas peligrosas.
¿Qué deberíamos tener en cuenta entonces?

  1. Simplificar la decoración 

Los niños deberían lograr el acceso a todo lo que necesiten. Al menos en su habitación sí. Por ello es indispensable la accesibilidad a lo que hay en su entorno: libros, juguetes, fotos y materiales.
Que el entorno para ellos sea atractivo , pero que lo puedan controlar. Nada de camas altas a las que no puedan subir, así como tampoco  estantes muy altos con objetos fuera de su alcance.
Hay incluso en el mercado armarios bajitos y abiertos en donde los niños ven toda su ropa y puede escogerla ellos mismos. Sin el peligro ni el peso de las puertas. Así también se aumenta su autonomía. Otra opción podría ser un somier sin patas.

  1. El suelo, su lugar.

Cuando son chiquitos donde más cómodos se siente es en el suelo. Les resulta más seguro y amplio que un sillón, por ejemplo. Y pueden tener todo a la vista para crearse sus escenarios y aventuras.
Son ideales para ellos  alfombras, puzzles acolchados o algún tipo de lona. Puedes poner una que tenga un circuito dibujado o diferentes motivos que inviten a jugar.Se pueden agregar almohadones al conjunto para su comodidad.

  1. Lo que lo rodea, su fuente de inspiración

 Se puede crear un lugar de lectura. Prepara un pequeño lugar en el que puedan sentarse y que reúnan los libros infantiles de la casa. Es importante sentarse con ellos cuando vayan a leerle alguno.Una mesita baja vendría bien para dibujar y pintar.

  1. Evitar excesos.

Se deberían evitar demasiados temas diferentes en un mismo lugar. Por ejemplo, mezclar decoraciones animales, con vegetales, con espaciales, con profesionales. Lo ideal es optar por  una única temática.
Importante: que no se junten con un millón de juguetes. Limitar los regalos que reciben y los juguetes que acumulan. Una buena idea es que tus familiares compren una sola cosa entre todos, en lugar de 10 diferentes.
Otra posibilidad es que los regalos no sean todos para el mismo lugar. Es decir, que haya algún libro, un juguete, material escolar y ropa. Así cada cosa va a un sitio y no hay sobre saturación en ninguno.

  1. Los juguetes.

Montessori  prefería piezas de madera, palos, piedras, plumas y cualquier otra cosa inerte. Para estimular la imaginación.
Los niños más pequeños quieren jugar con las cosas que ven. También con las que nosotros manejamos, como unas llaves o un abanico. Por eso ella también ofrecía esas cosas a los menores para permitirles explorar.

  1. Todo a su alcance 

Lo ideal es disponer la  casa para que los niños puedan tocarlo todo. Y si no deseas que manipule algún objeto lo mejor es guardarlo.
El baño es más difícil. Quizás los niños no lleguen al lavabo para lavarse los dientes. En ese caso sería una excelente opción armar un cajón, a manera de escalón para  que ellos puedan subirse.

  1. Espejos 

Los niños son grandes exploradores y muy creativos.Colocar en su zona de juegos un espejo a su altura en el que puedan verse logrará  que aprendan mucho más de sí mismos.